Skip to content

La libélula

septiembre 17, 2007

Madrugada de ayer (3:00 am)

Estaba yo tranquilamente conectado a internet por falta de sueño cuando oigo un ruido raro en las ventanas del salon. “Ya ha entrado una cucaracha!!” pensé, y acto seguido apagué todo corriendo, me fui a mi cuarto y me tapé hasta el cuello con la manta.

3:30 am (y yo sin dormir)

Pensando en cosas que me ayudaran a dormir (cómo sería mi video de presentación si entrara en Gran Hermano o qué respondería ante la pregunta ¿Qué sabes de Rusia? y cosas por el estilo) caí en la cuenta de que se me había olvidado meter los macarrones en la nevera, que mi madre me lo había dicho, asi que, después de pensármelo muy mucho, salí de mi habitación cojín en mano, por si las moscas, y me eché a correr hasta la cocina. Misión superada.

8:00 am (osea, hace un rato)

Me levanto porque ya no puedo dormir más (a la mierda Rusia), me acerco al ordenador, pero antes recuerdo lo de la cucaracha, de modo que primero observo los alrededores y allí estaba, en el techo: ERA UNA PUTA LIBÉLULAAAAA !!! Que mal rollito!!

Mi madre la pobre andaba por allí (algunas madrugan para trabajar) y le comenté todo lo que estaba pasando (que era super fuerte). La matriarca va, mira el bicho y dice: Aaay que bonitas las alas, abre la ventana para que se vaya!!!

¿Perdona? ¿Que se vaya? Es lo que tiene madrugar.

8:05 am

La matriarca de la casa que me vio jugar con barbies cogió un paño de cocina, cual maruja de pueblo, y se dispuso a liberar a la libelula (toma juego de palabras!!), pero estas no son bichos más listos que las cucarachas, y decidió que esconderse en el plafón de la lámpara era mejor idea que volar libre por ahí.

Mi madre abandona por las prisas y me dice que la pobre libélula morirá por el calor de las bombillas… vale… pero resulta que ya es de día: había que apagar las luces. Pero si ella decía que moriría no iba a ser yo quien contribuyera a ahorra energía esta mañana.

Así pues, me quedo yo allí debajo de la lámpara, mirando al techo con los brazos cruzados y con el corazón en un puño. La libélula no deja de moverse, haciéndo un ruido muy desagradable, de modo que cuando ya me harto voy y cojo un bote de Cucal, sólo para comprobar que no hace una puta mierda con las libélulas. Me acojoné un poco porque al echar el químico producto empezó a salir humo y no pudo evitar imaginarme a la libélula echando humo cual niña del exorcista bañada con agua bendita.

En estos momentos la libélula ya no se mueve, y puedo ver la silueta de una de sus alas torcida, de modo que puedo certificar que la hora de su muerte fue a las 8:23 am.

Descanse en paz.

EDITANDO: ostia que ha vuelto a moverseeeeeeeeee!!!! Está vivaaaaa! :S

EDITANDO 2: me fui a la cocina a desayunar y cuando vuelvo al salón la libélula ya no está!!! Miro para todos lados sin moverme del sitio. La oigo, pero no la veo. Cuando me voy a agachar para ver si está en el suelo descubro que la he aplastado con mi pie. No se por qué, pero esto me ha recordado mucho a una fabula de éstas. La podría titular “El marica y la libélula”.

6 comentarios leave one →
  1. septiembre 17, 2007 16:39

    Jo-der. Ya se quien nunca me salvará de las hordas de mosquitos que me atacarán cuando me proclame reina suprema de Skran-Dull ¬¬.

    En Madrid es época de murciélagos. Sólo para que lo sepas xD.

  2. septiembre 17, 2007 19:45

    sria un titulo maravilloso de echo creo que me lo voy a gaurdar y se lo contare a mis nietos, jajajja

    menuda nochecita has paso mi niño, yo tb odio a los bichos que revolotean y zumban, ajajaj como muchos chicos.

  3. quijoteexiliado permalink
    septiembre 18, 2007 07:43

    Y se lo contaré a mis hijos como fábula o como cuento de terror? Es q no quiero traumatizarlos muy pronto por si me quitan la custodia…

    Y eso, ten cuidado en Madrid. a ver si algun bicho te muerde y vuelves con Superpoderes. A lo mejor esatbas destinado a ser LibelulaBoy y has roto los esquémas del Universo

  4. septiembre 18, 2007 09:31

    Galle: joder tia murcielagos??? Que mal rollo!!

    Pao: eso, para que me revoloteen ya están los tios jejee

    Quijote: hombre, prefiero que me muerda algún tio con superpoderes si es posible. Los bichos ya para casos extremos xD

  5. septiembre 18, 2007 22:16

    Jajajaja, no sé si fue peor lo mío el día que me entró una cucarachas con unos cuernos más grandes que los de Lara Diblidos…Menos mal que tenía al Manolo a mano, si no me tengo que ir a pedir asilo a casa del vecino.

  6. septiembre 18, 2007 22:44

    Aaay que me da algo Maru, entre las antenas y las alas parecen bichos sacados del inframundo. Pongamos a un Manolo en nuestras vidas!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: